» » Servel destaca compromiso con la transparencia en la primera cuenta pública de su historia

Servel destaca compromiso con la transparencia en la primera cuenta pública de su historia

El Presidente del Consejo Directivo destacó los avances alcanzados por la Institución en el periodo 2013-2017, su contribución al fortalecimiento de la democracia, e hizo un reconocimiento a los 93 años de trayectoria desde su creación.

La mañana de este 15 de mayo el Servicio Electoral de Chile (Servel) cumplió un hito histórico en el ejercicio de la transparencia activa que corresponde a las instituciones en un contexto democrático, al entregar su primera cuenta pública en los 93 años de su existencia. De acuerdo con la Ley N° 18.583, este acto republicano es asumido por el Consejo Directivo del organismo y, en su representación, por su presidente, Patricio Santamaría Mutis.

“Esta es una ocasión de gran simbolismo para nuestro Servicio, no solo por ser la primera vez en que de cara a la ciudadanía abrimos las puertas para mostrar por dentro los engranajes de nuestra democracia, sino también porque hemos completado un ciclo de ajustes legislativos inédito, cuyas disposiciones hemos aplicado con éxito en cada uno de los actos electorales que nos ha correspondido organizar desde 2013”, destacó el Presidente del Consejo Directivo de la Institución.

La ceremonia, que comenzó a las 10:00 hrs., contó con la participación de los consejeros, directivos y funcionarios del Servel; el presidente de la Corte Suprema y del Tribunal Calificador de Elecciones, Haroldo Brito; el ministro de la Secretaría General de Presidencia, Gonzalo Blumel; la presidenta del Consejo de Defensa del Estado, María Eugenia Manaud; la subcontralora general de la república, Dorothy Pérez; el director general de Asuntos Consulares y de Inmigración, embajador Raúl Sanhueza; el tesorero general de la república, Hernán Frigolett; y el presidente de la Comisión Nacional de Concejales de la Asociación Chilena de Municipalidades, Marco Quintanilla; entre otros representantes de partidos políticos, instituciones y agrupaciones de la sociedad civil. Ante ellos, la máxima autoridad del Servel valoró la contribución realizada por el organismo en estos últimos cinco años a la transparencia y fortalecimiento de la democracia, periodo en que, dijo, se han evidenciado sustantivos avances.

En este sentido, señaló que, si bien aún hay pasos que dar para perfeccionar ciertos aspectos, en lo macro se ha caminado decididamente hacia un servicio más cercano, confiable y ciudadano, realmente inserto en la sociedad: “Hoy el Servel es una institución renovada, con autonomía constitucional, más profesional, y enfocada en grandes tareas, que derivan de las mayores facultades, atribuciones y responsabilidades con que lo ha dotado la legislación en estos años”.

“Nuestros datos lo confirman. En este periodo pasamos de un registro electoral de algo más de cinco millones de electores a uno que supera los 14 millones, de un sistema de partidos que ha fluctuado entre las 33 y las 17 colectividades, de aportes no regulados a las campañas y partidos a una mayor transparencia, entre otros aspectos. Este ha sido periodo de alta exigencia para nuestro Servicio, pero estamos convencidos que esta es la trayectoria que debemos seguir, donde innovamos en tecnología y en los procesos, pero preservamos lo mejor de nuestro patrimonio electoral: el compromiso ciudadano que se vive en cada acto electoral”, comentó Patricio Santamaría.

 

HITOS 2013-2017

El año 2013 se aplicaron por primera vez las elecciones primarias presidenciales y de diputados, lo que significó poner en marcha un mecanismo electoral sin precedentes en el país, y donde el trabajo junto a los partidos políticos fue clave para informar al electorado. Por otra parte, ese mismo año se realizó por primera vez la elección de consejeros regionales por sufragio universal y votación directa, lo cual no solo incorporaría una cédula electoral adicional, sino que toda la organización de un proceso electoral de alcance nacional.

En este contexto asumió la dirección superior de la Institución el Consejo Directivo, el que vendría a encabezar este histórico proceso de cambios normativos.

Ese año se le otorgó al Servicio la responsabilidad completa del proceso electoral, de principio a fin, debiendo entregar los resultados preliminares de las elecciones, a través de la lectura solemne del Presidente del Consejo Directivo y de un sitio web habilitado especialmente para ello. En el marco de este nuevo compromiso, nace la Red de Transmisión de Datos que dinamizó significativamente el flujo de los resultados desde las mesas receptoras de sufragios, logrando que en pocas horas muestren claras tendencias sobre los candidatos estimativamente electos.

Durante los años siguientes, el Servicio Electoral continuó trabajando para mejorar la atención y comunicación con las personas, por lo que en 2014 renovó su imagen y sitio web.

Para mejorar el aparato estatal en materia de conflictos de interés, tráfico de influencias y corrupción, en 2014 y 2015 se discutieron una serie de modificaciones legales, que, entre otras, incluían cambios en el sistema de financiamiento de la política y del Servicio Electoral.

Tanto desde en el mundo político y social como institucional, el año 2016 estuvo marcado por la publicación de la Ley N° 20.900 para el Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia, la cual comenzó su aplicación en el proceso de las elecciones municipales de ese año; y de la Ley N° 20.915 que Fortalece el Carácter Público y Democrático de los Partidos y Facilita su Modernización.

Estos últimos cuerpos legales fueron claves en la modernización de la Institución, pero también de los partidos políticos y en el ejercicio de los procesos electorales, dotándolos de estándares de transparencia más rigurosos.

Una de las consecuencias más visibles y valoradas por los ciudadanos fueron las nuevas facultades de fiscalización que se le otorgaron al Servicio, particularmente en materias de propaganda y control del gasto y financiamiento electoral, como también de los recursos públicos que se entregan a los partidos para su funcionamiento y fomento de líderes para la política, por cierto, entre ellos mujeres y jóvenes.

Es así como entre estos años se llevó a cabo el proceso de actualización de los registros de afiliados de las colectividades constituidas, debiendo estas reinscribir y/o agregar nuevos afiliados, revitalizando el sistema de partidos existente.

Algunos de los ajustes más recientes al sistema electoral y que se implementaron en los procesos 2017, fue la aplicación del sufragio de los chilenos en el exterior en elecciones primarias presidenciales, y en las primeras y segundas votaciones de la elección presidencial, los que también pueden participar en los plebiscitos nacionales; y el sistema proporcional inclusivo en las elecciones parlamentarias; tareas que una vez más retaron la capacidad del Servicio para materializarlas.

Sin embargo, como ya es tradicional tras cada elección, en este caso también quedó la huella del trabajo bien realizado, expresado principalmente en la confianza de los electores en el desarrollo de un proceso ejemplar, ágil, bien informado. Todos estos factores no solo enorgullecen al Servicio Electoral, sino que a Chile en su conjunto.

Finalmente, el Presidente de Consejo Directivo, destacó la apertura de la institución hacia la ciudadanía, que se materializa en acciones como la posibilidad de gestionar una mayor cantidad de trámites online, la disponibilización de estadísticas a través de la plataforma de datos abiertos y más recientemente, la guía web de formación ciudadana que lanzó el Servicio, a fin de estrechar sus vínculos con el medio. “Estos son solo algunos ejemplos de nuestro sincero compromiso con la transparencia en todo el espectro de nuestro quehacer institucional”.